Violencia obstétrica

La violencia obstétrica no es violencia de género.

inne-cesarea

Testimonios violencia obstétrica hacia el hombre.

 

La violencia obstétrica hacia el hombre también existe, no solo se da hacia la mujer y el bebé, sino que también se veja y humilla al varón activamente o por omisión.

¿Cómo hacer frente a situaciones que puedan surgir de violencia obstétrica hacia el hombre?

Lo primero sería tomar conciencia y en segundo lugar, entrenarnos. Amigos hombres, nuestro rol para defender a nuestros hijos, parejas y a nosotros mismos pasa por ser ALIADOS, VIGILANTES y DEFENSORES, acompañando estos procesos dolorosos, injustos y malvados. Pero nuestra labor preventiva pasa por prepararnos por si se diera el caso de sufrir la violencia en nuestras carnes (nuestra familia). Cuando preveas que puede o va a darse una situación violenta actúa con fuerza asertiva y que vean en ti una presencia, a alguien que no se va a quedar indiferente ante el maltrato sino que VA A ACTUAR. ¿Cómo? PROTEGIENDO a la díada (mujer-bebé) y A TI MISMO:

-dejando todo por escrito. Elabora un buen plan de parto detallado y llévalo encima (3 copias: una en tu mochila, otra en el bolsillo y la primera se la has dado antes del parto al equipo médico)

dirigiéndonos a los profesionales (que actúan sin dar explicaciones o nos están tratando mal) de manera asertiva pero firme: “perdona, no nos estás explicando lo que vas a hacer o lo que ya estás haciendo, no nos estás consultando tampoco/ me siento maltratado con tu actitud, tu trato no está siendo humanizado y nos sentimos…

-si no te permiten acompañar a tu pareja a un procedimiento o cesárea, tendrás que actuar

-no parir en hospitales con alto índice de cesáreas

-presentando reclamaciones y denunciando para que las cosas cambien (test interesante al respecto de la V.O.)

-colgando tus testimonios en sitios afines (de manera pública o anónima)

episiotomia

Fuente: el parto es nuestro


Aquí puedes leer sobre la violencia obstétrica hacia la mujer.

 

Anuncios