Los SOSTENES del HOMBRE en el PUERPERIO (posparto)

Si nos permitimos pensar que como hombres debemos sostener a la díada (madre-hijo/s) durante el puerperio (esa etapa que va del nacimiento hasta los 2-3 años del niño) sería muy apropiado plantearnos quiénes van a ser nuestros sostenes/apoyos durante este convulso y apasionante tiempo de posparto. Dicho de otra manera: como hombre y reciente padre, en quiénes y dónde voy a encontrar apoyo cuando lo necesite en un camino en el que soy nuevo y no tengo un libro de instrucciones para consultar.

Vivir pensando en la figura del héroe que puede con todo y va por libre es un grave error pues cuando navegas en solitario por el puerperio no solo vas sin apoyos, sino también y lo que es más grave para mí, te quedas sin REFERENTES. Para mí, el referente, es aquél hombre que ya ha pasado por la experiencia y quiere compartir su vivencia de puerperio con sus iguales. Un hombre relativamente equilibrado cuyos hijos tienen una cierta edad. Se trata de un hombre que te va a ver con simpatía, con amor, abrazando con mucha calidez tu situación y que también es capaz de ver las situaciones desde fuera o mejor dicho, desde arriba, buscando cierta neutralidad, desapegándose al máximo de subjetividades. Y por qué no decirlo, puestos a escoger referentes… ¿por qué no buscar hombres ÍNTEGROS? Quedarse sin referentes es vivir en “MONO-VISIÓN”, solo una visión, no comparas con otras y es relativamente fácil estar cometiendo errores años seguidos que incluso estarías repitiendo de tus padres.

¿Quién puede ser tu apoyo/sostén/referente?
Al hombre que tuviera que ser mi referente yo le pediría:

1.- cierta distancia en edad, un mínimo de un septenio, esto es, su hijo mayor debe tener un mínimo de 7 años (un hombre sin hijos no puede ser un referente para ti, por ejemplo, de muchas cuestiones en la vida, puede que sí, de paternidad, no).

2.- cierto equilibrio, ves un hombre que está más equilibrado que tú, no solo en su hablar, sino en su hacer; tu lo ves hacer y siempre intenta actuar en base a lo que dice (aunque se equivoque), no es un charlatán que está SOLO en un plano mental y no actúa en su vida en base a impulsos; cuando compartes con él percibes COHERENCIA e INTEGRIDAD, cuando vas a su casa encuentras un hogar diseñado/dispuesto en base a lo que cree y su casa no es una leonera, HAY ORDEN EN SU VIDA

3.- ha dejado la pseudo espiritualidad y se está trabajando de manera que ves a alguien delante que te infunde respeto, cercanía y sabe distinguir entre lo que está bien y mal rápido… no todo es relativo… ya me entiendes…

4.- te transmite VOCACIÓN de VIDA, no va renegando todo el día de lo dura que es la vida, lo mal que está todo, el sistema es una M… Tiene vocación en su profesión y además siempre se está formando, lo ves resolutivo, acertado y con muy buen manejo de las herramientas que utiliza. Si su profesión no es vocacional al menos es un hombre que da el callo, que cumple y busca la excelencia y no solo va a hacer las cosas bien, cobrar a fin de mes y que no le llamen la atención

5.- no te da muchas respuestas (salvo en momentos concretos y necesarios) pero si te hace buenísimas preguntas para trabajarte e intentar encontrarlas tu mismo

6.- VERACIDAD: si percibes en su comunicación no verbal que miente más que habla DÉJALO, apártate de él, un hombre que no es veraz no puede ser tu referente.

7.- en resumen, se trata de alguien con: honradez, sinceridad, claridad y alto nivel ético y moral de vida.

¿Dónde buscar referentes?
Hay lugares clave donde se pueden encontrar referentes para acompañarte en el puerperio.

1.- Círculos de hombres autogestionados

2.- Profesionales y/o terapeutas que hayan pasado por terapia un mínimo de 2 a 5 años (antes de ser ellos terapeutas y tratar con clientes) y que además sigan yendo a terapia con cierta frecuencia cuando lo necesitan y hablan de ello con total naturalidad

3.- Amigos, familiares y hombres referentes que se cruzan en tu camino y quieren compartir contigo acompañándote de manera respetuosa y amorosa y ya han pasado por la experiencia (con hijos de 7 ó más años). Personas con cierto equilibrio y mucha honestidad.

4.- Círculos de crianza autogestionados, donde se practique el elderazgo y no sigan a un “gurú” sino que estén en formación continua y beban de diversas fuentes que bajo tu criterio, a priori, al menos te atraigan. Aprende a gestionar muy bien en estos círculos a las personas con apego espiritual.

 

Y ya para acabar… Ejemplos muy simples que arrojan buenas pistas.

-Imagínate que estás buscando un médico de familia y te presentan a un hombre obeso, con el mapa de la rioja en la cara y además un aliento tabaquero/etílico que tira para atrás en medio segundo… para más INRI, cuando te visitas por primera vez con él no te mira a la cara sino solo a la pantalla que tiene delante… ¿Te visitarías con él más veces?…¿Le pedirías consejo sobre algo?
-Entras en un círculo de hombres en el que solo un hombre de los integrantes tiene hijos y va más perdido que tú. ¿Seguirías en ese círculo?

Fuentes:
-JORDAN B. PETERSON: 12 Rules For Life.

-http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20110930/54222479913/que-psicologo-elijo.html

-https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/posparto/necesitamos-apoyo

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s