Preparación al parto para hombres ¡¿cómo?! ¿solo hombres?

¿Por qué un curso de preparación al parto solo para hombres?

En los cursos de preparación al parto o clases preparto para padres y madres se presta atención al hombre en segundo plano, los protagonistas únicos hasta ahora han sido la madre y el bebé, los hombres somos “las parejas de”. El hombre, a veces, lo puede tener difícil para expresar sus inquietudes y emociones. Mi experiencia en mis clases preparto fue muy curiosa: yo no dejaba de hacer preguntas y la comadrona, Montse Bach, estaba encantada de responderlas y de encontrar a un hombre inquieto en sus clases. Las clases de Montse eran extraordinarias y salíamos mi pareja y yo en éxtasis, de hecho contábamos los días para que llegaran los miércoles para participar. Pero había un par de mujeres que estaban como incómodas con la situación de que yo preguntara por el hecho de ser un hombre… cosas que pasan, no creo ni de lejos que esto sea lo habitual, pero a mí me sucedió. Esto jamás me sirvió de excusa para dejar de participar, yo seguí con mi propósito de aprender hasta el final. Y el parto fue precioso y todo estuvo muy bien preparado. La formación es IMPRESCINDIBLE. Dar la bienvenida a tu hijo sintiéndote empoderado antes de que llegue es un magnífico regalo que jamás olvidará.

El hecho de estar entre hombres, en cursos de preparación al parto para varones, propicia una situación de igual a igual en la que la comodidad y la distensión tejen una red para acompañarnos mutuamente en el proceso.

En mis cursos de preparación al parto para hombres te sentirás:

  1. a gusto entre iguales y LIBRE…
  2. …libre para exponer tus miedos, emociones, sentimientos, dudas y preocupaciones sobre el proceso de parto y su acompañamiento sin sentirte juzgado
  3. protagonista del embarazo, parto y posparto; aún sabiendo que ella es la que pare, tú tienes un rol VALIOSÍSIMO como padre y pareja en este proceso (que aún no hemos puesto a la luz lo suficiente los hombres)
  4. acompañado para que aflore tu masculinidad con fuerza para acompañar este proceso único y precioso
  5. con la oportunidad enorme de plantearte y replantearte (si aún no lo has hecho) tus modelos de: paternidad, crianza, familia, responsabilidad y vínculo sobre tu pareja
  6. preparado para empoderarte: si en tu primera experiencia como padre hay eslabones que no has podido unir, ahora que viene tu segundo hijo tienes la posibilidad de empoderarte y REaprender, será un placer para todos compartir contigo, hombre

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.