Rol del PADRE en el PUERPERIO -1-

Empezamos por LO QUE NO HA DE SER EL PADRE EN EL PUERPERIO.

¿Por qué empezar por lo que NO en lugar de por lo que debería de ser el rol?

Nos encontramos en un MOMENTUM de roles invertidos donde vemos a muchos padres ejerciendo de madres y muchas madres ejerciendo de padres.

Por tanto, ante esta confusión de roles 3 cuestiones clave para esta primera entrega sobre el rol del hombre en el puerperio:

  1. un recién nacido no necesita dos madres: si el hombre y la mujer se dedican a hacer un concurso para ver:
    1. quien cambia más pañales,
    2. quien lo baña más veces
    3. quien lo coge en brazos más veces

etc. ¡tenemos un grave problema! Esto no quiere decir que el hombre NO ha de hacer nada de la anterior, sino más bien que esto no es una competición sobre el fifty, fifty…

2.- un padre no puede, ni debe sustituir a la madre durante los dos primeros años: los dos primeros años de la vida del bebé son territorio MATERNO casi en exclusiva, es a partir del segundo o tercer año de nuestro hijo donde aparece la figura paterna

3.- un padre no es una figura en segundo plano:  el padre se encarga de proteger a la familia de intrusiones no desadas, de aportar lo que la familia necesite para el buen funcionamiento, de trabajar durante la baja de maternidad de su mujer y mucho más. Por tanto, te lanzo una buena pregunta CRUCIAL: ¿hacer que toda la familia pueda avanzar en paz y harmonía en el puerperio, facilitando a la madre y al bebé su camino y una buena acogida del recién nacido es estar en segundo plano?

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los SOSTENES del HOMBRE en el PUERPERIO (posparto)

Si nos permitimos pensar que como hombres debemos sostener a la díada (madre-hijo/s) durante el puerperio (esa etapa que va del nacimiento hasta los 2-3 años del niño) sería muy apropiado plantearnos quiénes van a ser nuestros sostenes/apoyos durante este convulso y apasionante tiempo de posparto. Dicho de otra manera: como hombre y reciente padre, en quiénes y dónde voy a encontrar apoyo cuando lo necesite en un camino en el que soy nuevo y no tengo un libro de instrucciones para consultar.

Vivir pensando en la figura del héroe que puede con todo y va por libre es un grave error pues cuando navegas en solitario por el puerperio no solo vas sin apoyos, sino también y lo que es más grave para mí, te quedas sin REFERENTES. Para mí, el referente, es aquél hombre que ya ha pasado por la experiencia y quiere compartir su vivencia de puerperio con sus iguales. Un hombre relativamente equilibrado cuyos hijos tienen una cierta edad. Se trata de un hombre que te va a ver con simpatía, con amor, abrazando con mucha calidez tu situación y que también es capaz de ver las situaciones desde fuera o mejor dicho, desde arriba, buscando cierta neutralidad, desapegándose al máximo de subjetividades. Y por qué no decirlo, puestos a escoger referentes… ¿por qué no buscar hombres ÍNTEGROS? Quedarse sin referentes es vivir en “MONO-VISIÓN”, solo una visión, no comparas con otras y es relativamente fácil estar cometiendo errores años seguidos que incluso estarías repitiendo de tus padres.

¿Quién puede ser tu apoyo/sostén/referente?
Al hombre que tuviera que ser mi referente yo le pediría:

1.- cierta distancia en edad, un mínimo de un septenio, esto es, su hijo mayor debe tener un mínimo de 7 años (un hombre sin hijos no puede ser un referente para ti, por ejemplo, de muchas cuestiones en la vida, puede que sí, de paternidad, no).

2.- cierto equilibrio, ves un hombre que está más equilibrado que tú, no solo en su hablar, sino en su hacer; tu lo ves hacer y siempre intenta actuar en base a lo que dice (aunque se equivoque), no es un charlatán que está SOLO en un plano mental y no actúa en su vida en base a impulsos; cuando compartes con él percibes COHERENCIA e INTEGRIDAD, cuando vas a su casa encuentras un hogar diseñado/dispuesto en base a lo que cree y su casa no es una leonera, HAY ORDEN EN SU VIDA

3.- ha dejado la pseudo espiritualidad y se está trabajando de manera que ves a alguien delante que te infunde respeto, cercanía y sabe distinguir entre lo que está bien y mal rápido… no todo es relativo… ya me entiendes…

4.- te transmite VOCACIÓN de VIDA, no va renegando todo el día de lo dura que es la vida, lo mal que está todo, el sistema es una M… Tiene vocación en su profesión y además siempre se está formando, lo ves resolutivo, acertado y con muy buen manejo de las herramientas que utiliza. Si su profesión no es vocacional al menos es un hombre que da el callo, que cumple y busca la excelencia y no solo va a hacer las cosas bien, cobrar a fin de mes y que no le llamen la atención

5.- no te da muchas respuestas (salvo en momentos concretos y necesarios) pero si te hace buenísimas preguntas para trabajarte e intentar encontrarlas tu mismo

6.- VERACIDAD: si percibes en su comunicación no verbal que miente más que habla DÉJALO, apártate de él, un hombre que no es veraz no puede ser tu referente.

7.- en resumen, se trata de alguien con: honradez, sinceridad, claridad y alto nivel ético y moral de vida.

¿Dónde buscar referentes?
Hay lugares clave donde se pueden encontrar referentes para acompañarte en el puerperio.

1.- Círculos de hombres autogestionados

2.- Profesionales y/o terapeutas que hayan pasado por terapia un mínimo de 2 a 5 años (antes de ser ellos terapeutas y tratar con clientes) y que además sigan yendo a terapia con cierta frecuencia cuando lo necesitan y hablan de ello con total naturalidad

3.- Amigos, familiares y hombres referentes que se cruzan en tu camino y quieren compartir contigo acompañándote de manera respetuosa y amorosa y ya han pasado por la experiencia (con hijos de 7 ó más años). Personas con cierto equilibrio y mucha honestidad.

4.- Círculos de crianza autogestionados, donde se practique el elderazgo y no sigan a un “gurú” sino que estén en formación continua y beban de diversas fuentes que bajo tu criterio, a priori, al menos te atraigan. Aprende a gestionar muy bien en estos círculos a las personas con apego espiritual.

 

Y ya para acabar… Ejemplos muy simples que arrojan buenas pistas.

-Imagínate que estás buscando un médico de familia y te presentan a un hombre obeso, con el mapa de la rioja en la cara y además un aliento tabaquero/etílico que tira para atrás en medio segundo… para más INRI, cuando te visitas por primera vez con él no te mira a la cara sino solo a la pantalla que tiene delante… ¿Te visitarías con él más veces?…¿Le pedirías consejo sobre algo?
-Entras en un círculo de hombres en el que solo un hombre de los integrantes tiene hijos y va más perdido que tú. ¿Seguirías en ese círculo?

Fuentes:
-JORDAN B. PETERSON: 12 Rules For Life.

-http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20110930/54222479913/que-psicologo-elijo.html

-https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/posparto/necesitamos-apoyo

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

LAS PREOCUPACIONES DEL HOMBRE EN EL PUERPERIO -8-

Recuperar a tu mujer, vida de pareja -no me refiero a la sexualidad-.

Dependerá de la tribu que tengas a tu alrededor y los soportes de confianza con los que puedas contar. Si piensas que es una cuestión de meses empieza a ser realista porque PARA NADA es así.

Tu prioridad ha de ser el bienestar de tu familia, no el tuyo propio. La abnegación y la generosidad hacia los otros es algo que se ha de haber practicado durante la juventud y sobre todo haberse mamado de tus padres.

Si te preocupa recuperar tu anterior vida de pareja no olvides que hace falta tiempo y pedir ayuda cuando se pueda y lo necesitéis.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS PREOCUPACIONES DEL HOMBRE EN EL PUERPERIO -7-

Vaivenes emocionales de tu mujer: aprender a llevarlos y pedir RESPETO.

COMPRENDER y ACOGER es importante pero APRENDER a GESTIONAR es igual de vital o más durante el embarazo, parto y puerperio.

La mujer tiene que haber aprendido a contenerse emocionalmente durante sus vaivenes hormonales antes del embarazo (“estoy ovulando” no justifica ninguna falta de respeto hacia el hombre). Si tu pareja no se ha trabajado sus emociones previamente no esperes que lo haga en el puerperio porque es una etapa emocionalmente convulsa para ella porque se está encontrando:

  1. con su infancia,
  2. con la relación con su madre
  3. construyéndose como MADRE
  4. (imagínate si ha habido violencia obstétrica)

Súmale a todo esto el desbordamiento propio de la crianza, el no dormir, estar al pié del cañón con el bebé 24 horas “nonstop”, etc… Hay días en los que:

  1. podrás contenerla,
  2. podrá contenerse
  3. tendrás que contenerte
  4. y días en los que tendrás que apartarte para que corra el aire y toda la familia respire. Esto no es un abandono, ni mucho menos, más bien un SANO RESPIRO. Un paseo, participar en tu Círculo de Hombres, etc.

Pero si la brújula se desnorta ten siempre presente que todos nos debemos respeto, hombres a mujeres y mujeres a hombres.

A veces tendrás que SOLICITARLO si tu mujer se desborda. El maltrato hacia el hombre es absolutamente INTOLERABLE durante el puerperio y fuera de él. Una cosa es aceptar determinadas situaciones durante el puerperio, los vaivenes propios pasajeros, y otra bien distinta es que en un huracán se caigan tus cimientos y entierres tu masculinidad autocastrándote.

Cuando salten las alarmas pide ayuda para aprender a discernir qué es tolerable y qué no (si tienes dudas). Pregunta a hombres referentes y no a los que puedan estar tan desbordados como tú por ser padres noveles. Si contínuamente dejas que tu masculinidad se vea ninguneada tus hijos seguirán exactamente el patrón que están viendo en ti y tu mujer.

Si eres un varón castrado tus hijos varones lo serán muy probablemente también y tus hijas aprenderán a castrar e integrarán este patrón como normal. Si te preocupan los vaivenes emocionales y los salpicones que puedan darse sobre tu persona no olvides que todos NOS DEBEMOS RESPETO.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS PREOCUPACIONES DEL HOMBRE EN EL PUERPERIO -6-

Repetir los patrones de crianza negativos vividos con tu padre.

Tu padre, consciente o inconscientemente, ha cometido errores contigo que puedes evitar que se repitan con tu familia.

Tu padre, estoy cien por cien seguro, ha hecho grandísimas cosas por ti y tu familia, hónralo siempre pese a todo lo que hayas vivido con él que no sea de tu agrado (hay excepciones, claro está…).

Tu primer referente, bueno o no, ha sido tu padre. Revisa todo tu pasado con él si no lo has hecho ya y tendrás oportunidad de tomar conciencia de todo lo que no se merecen tus hijos y de todo lo grandioso que ha hecho tu padre por ti.

El protovalor que tienes que haber mamado de tu madre es el AMOR INCONDICIONAL y de tu padre LA RESPONSABILIDAD, vertebrarán tu paternidad y masculinidad. Cierto es que hay mil más, lo sé. Si algo es IMPERATIVO para cualquier hombre es responder ante su familia con: amor, respeto, cariño, ecuanimidad, justicia, honestidad, VALENTÍA, diligencia y mucho más. El padre siempre HA DE RESPONDER anteponiendo su familia, mujer e hijos, por encima de todo y de todos.

Un hijo varón o mujer que no ha vivido de su padre la RESPONSABILIDAD lo tiene francamente difícil para responder con equilibrio ante la familia que cree. Es muy fácil que esa disfuncionalidad no le permita amar a nadie nunca. Tendrá también miedo al amor y al compromiso porque su padre no se COMPROMETIÓ RESPONDIENDO.

Si te preocupa repetir los errores de tu padre con tu familia tira hacia atrás, revisa y RESPONDE en el presente con el modelo que has escogido de crianza y paternidad rompiendo la línea ancestral de errores que tu padre haya cometido contigo y tu abuelo haya cometido con tu padre y las generaciones de hombres que nos preceden.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS PREOCUPACIONES DEL HOMBRE EN EL PUERPERIO -5-

No estar a la altura.

“Nadie nace enseñado”. Esta frase que he escuchado a mi madre afirmar infinidad de veces ilustra perfectamente la respuesta a esta preocupacion.

Esta andadura la tienes que ir caminando y en ella irás aprendiendo y desaprendiendo sobre la marcha. Las situaciones que surjirán en la crianza y requieren una actuación inmediata las resolverás al instante, de mejor o peor manera, pero en el presente. Habrá otras para las que dispondrás de tiempo para reflexionar y ofrecer una respuesta a posteriori.

Dos ejemplos bien claros. Tu hijo de un año se acerca peligrosamente a la estufa de leña y lo apartas primero y le explicas después por qué lo apartas. Tu hijo de 3 años te pregunta por la muerte. Puedes responder en el momento o explicarle que primero necesitas pensar sobre el tema y que retomarás la pregunta en cuanto estés preparado.

Los que mayores batacazos se llevan son los que se creen que saben algo de educación formal, que poco tiene que ver con la CRIANZA RESPETUOSA: me pongo como ejemplo puesto que me creía sabedor de algo y ahora me veo un aprendiz ignorante que cada día se sorprende y está abierto a maravillarse cada minuto y he tenido que desaprender una barbaridad.

El reconocimiento de nuestros errores ante nuestros hijos y mujeres nos engrandece y honra como hombres y padres. Esta actitud es vital. Si te preocupa no estar a la altura piensa siempre que tus hijos aprenderán el 99% de tu EJEMPLO y el 1% de tus PALABRAS.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LAS PREOCUPACIONES DEL HOMBRE EN EL PUERPERIO -4-

Quién sale a trabajar.

Este punto no se refiere estrictamente a lo económico. Hay un sector de familias que hemos optado porque trabaje el hombre durante el puerperio (renunciando a mucho en lo económico) y desde el principio hemos visto los frutos de esta sabia decisión en una crianza con apego preciosa y de un crecimiento incalculable para toda la familia.

Hay familias que queriendo seguir este modelo no han podido y han tenido que trabajar los dos para sustentarse por la precariedad laboral y/o económica en que nos hayamos.

Y hay familias que hemos decidido consciente y consensuadamente, en total libertad y RESPONSABILIDAD, paterna y materna, que sea el hombre el que siga trabajando -no solo durante el puerperio- para ofrecer una crianza a nuestros hijos donde la familia (la madre, el padre y los hermanos) y no terceras personas ni el Estado son los protagonistas.

Y no necesitamos reconocimiento ni críticas de nadie. La tribu no la queremos del Estado sino de las personas, familias y círculos que para nosotros son referentes y con las que compartimos nuestra andadura.

Si te preocupa quién sale a trabajar y puedes escoger, que no sean los demás los que lo hagan por ti.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario